Hiruko

Aquí encontrarás quién era Hiruko en la mitología japonesa y cuál es la historia de este dios japonés.

¿Quién era Hiruko?

Hiruko es un dios de la mitología japonesa. Hiruko aparece en el mito japonés de la creación del mundo.

En concreto, Hiruko es el primer dios nacido de Izanagi e Izanami, los creadores del mundo. Sin embargo, debido a que Hiruko era un niño físicamente discapacitado, lo pusieron a un bote y lo abandonaron en el mar. Por eso también se conoce a Hiruko como el dios de la desgracia.

Hiruko solo aparece brevemente en la mitología japonesa, pero es un dios muy misterioso y recibe un trato muy injusto.

Historia de Hiruko

En el Kojiki, Hiroki es el primer dios nacido entre Izanaki e Izanami. Sin embargo, debido a que la diosa Izanami hablo antes que el dios masculino Izanagi en la cerimonia de boda, Hiroki nació discapacitado. En consecuencia lo metieron en un bote de juncos y lo desterraron de la isla de Onogoro.

Está escrito que Ahashima, que nació después, no puede incluirse en el número de hijos de los dos dioses. En cuanto a la razón por la que fue abandonado, el «Kojiki» solo menciona que el dios Izanagi e Izanami dijeron: «Mi hijo no es bueno», y se desconoce qué tipo de niño era. En interpretaciones posteriores, se especula que las extremidades pueden haberse deformado como una sanguijuela de agua. Alternativamente, algunos científicos médicos sugieren que puede ser un feto sin forma llamado mola hidatiforme.

En «Nihon Shoki», está escrito como ‘Hiruji’. Aparece varias veces en un libro y es similar a «Kojiki» como el primer o segundo dios nacido de Izanagi e Izanami, pero en el texto principal no pudo soportar el peso sobre sus piernas incluso a la edad de tres años, por lo que lo subieron a un bote hecho de un fuerte árbol de alcanfor y lo pusieron a flote.

El segundo hijo de Izanagi-no-Mikoto e Izanami-no-Mikoto se llamaba Awashima, el cual también fue abandonado porque tenía una discapacidad intelectual.

Por otro lado, existe una leyenda que dice que después de ser abandonado, Hiruko fue salvado por pescadores y luego se unió a los Siete Dioses de la Suerte, y fue reverenciado como «Ebisu-sama», quien es famoso por su combinación con Daikoku-sama. Asimismo, «Hiruko» también es llamado «padre de la rehabilitación» porque se recuperó espléndidamente a pesar de su discapacidad.

En cualquier caso, la historia de Hiruko nos permite vislumbrar la visión de las personas con discapacidad en la antigüedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio