Genbu

Aquí encontrarás qué es Genbu en la mitología japonesa, las características de este ser fantástico y su influencia en la cultura japonesa.

¿Qué es Genbu?

En la mitología japonesa, Genbu es una de las cuatro bestias sagradas de Japón. En concreto, Genbu es el protector del norte de la ciudad de Kioto.

Se suele representar esta criatura mitológica como una tortuga alrededor de la cual se enrosca un serpiente.

Además, Genbu simboliza el elemento Tierra y el invierno.

Por otro lado, en la mitología china se conoce como la «Tortuga Negra» o el «Guerrero Negro» y para ellos representa la protección del hogar y la longevidad.

Apariencia de Genbu

Genbu es una gran tortuga o una tortuga combinada con una serpiente. A veces se le representa como dos criaturas, una serpiente envuelta alrededor de una tortuga, y a veces se le representa como una sola criatura, una quimera tortuga-serpiente.

Su hogar está en el cielo del norte. Abarca siete de las veintiocho constelaciones chinas, ocupando una cuarta parte de todo el cielo. La constelación que conforma el cuello de la serpiente se encuentra en Sagitario. Las constelaciones que forman el caparazón de la tortuga se encuentran en Capricornio, Acuario y Pegaso. Las constelaciones que forman la cola de la serpiente se encuentran en Pégaso y Andrómeda.

genbu

Interacciones de Genbu

Genbu es uno de los shijin, o Cuatro Símbolos, que son figuras mitológicas importantes en el taoísmo.

Concretamente, Genbu es el guardián del norte. Está asociado con la estación del invierno, el planeta Mercurio y el color negro. Asimismo, representa la virtud del conocimiento. Él controla el frío.

Está consagrado en el Santuario Genbu, al norte del Palacio Imperial de Kioto.

Origen de Genbu

Genbu tiene un nombre diferente al de los otros shijin; en lugar de describir directamente un color y un animal, es decir, Tortuga Negra, su nombre está escrito como gen, que significa oscuro, oculto o misterioso, y bu, que significa guerrero.

La palabra tortuga no se usa para su nombre, porque también se usó como un insulto en China. Entonces este nombre eufemístico se usó para referirse a la Tortuga Negra.

Su nombre proviene de la mitología china, donde se encuentra con el dios taoísta Xuan Wu (la pronunciación china de Genbu). Xuan Wu fue un príncipe que vivió en el norte prehistórico de China. Vivió en las montañas, lejos de la civilización, donde estudió el taoísmo como asceta. Aprendió que para alcanzar la divinidad plena, tendría que purgar tanto su mente como su cuerpo de todas las impurezas. Mientras su mente se había iluminado, todavía tenía que comer comida terrenal, y así el pecado permaneció en su estómago e intestinos. Así que los cortó y los lavó en un río para purificarlos.

Cuando hizo esto, su estómago se convirtió en una gran tortuga demoníaca y sus intestinos en una serpiente demoníaca. Los demonios comenzaron a aterrorizar el campo. Xuan Wu los sometió y, en lugar de destruirlos, les permitió expiar sus pecados sirviéndolo a él. Se convirtieron en sus generales: una serpiente y una tortuga. Son estos dos generales los que se convirtieron en los símbolos de Xuan Wu y Genbu.

Genbu está asociado con la energía yin, las fuerzas de la oscuridad y la sombra, y en la antigua China era adorado como un dios de la luna (otra fuerza yin fuerte) además de ser el dios del norte.

Debido a que el caparazón de una tortuga es como una armadura, Genbu también es visto como una deidad guerrera. El caparazón de tortuga es un símbolo del cielo y la tierra, con la parte plana del caparazón inferior que representa el mundo y la cúpula del caparazón superior que representa los cielos. Como los caparazones de tortuga eran una herramienta popular en la adivinación, también se consideraba que Genbu tenía poderes de adivinación y la capacidad de viajar entre las tierras de los vivos y los muertos.

La tortuga es símbolo de longevidad e inmortalidad, mientras que la serpiente es símbolo de reproducción y multiplicación. Se creía que todas las tortugas eran hembras y tenían que aparearse con una serpiente para reproducirse. El entrelazamiento de los dos era un símbolo no solo de larga vida y fertilidad, sino también del equilibrio del yin y el yang.

En siglos posteriores, a medida que se desvanecía la creencia en onmyōdō, los Cuatro Símbolos fueron reemplazados gradualmente por los Cuatro Reyes Celestiales del budismo. Genbu y sus símbolos fueron absorbidos en gran medida y suplantados por el rey budista Tamonten.

Las cuatro bestias sagradas de la mitología japonesa

En la mitología japonesa, hay cuatro bestias divinas que representan los cuatro puntos cardinales.

  • Genbu: es una especie de tortuga alrededor de la cual se enrosca una serpiente. Corresponde al norte, al elemento de la tierra y a la estación del invierno.
  • Byakko: es un tigre blanco que simboliza el oeste, el elemento del aire y la estación del otoño.
  • Suzaku: es similar a un fénix de fuego y se asocia con el sur, el elemento del fuego y la estación del verano.
  • Seiryū: es un dragón de color azul que representa el este, el elemento del agua y la estación de la primavera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio