Yamato

Aquí encontrarás qué era el Yamato, las características de este gigantesco barco y, además, la historia detallada de su hundimiento.

¿Qué es el Yamato?

El Yamato fue el acorazado líder de la clase Yamato construido por la Armada Imperial Japonesa durante la Segunda Guerra mundial. Junto con el Musashi, el segundo barco, es el acorazado más grande y único equipado con un cañón de 46 cm. Cuando se construyó por primera vez, era el acorazado más grande del mundo.

El buque de guerra Yamato fue encargado el 16 de diciembre de 1941 y se construyó en el Arsenal Naval de Kure. Finalmente, fue hundido el 7 de abril de 1945 en la Operación Tenichi-go (Batalla frente a Bono-misaki).

Descripción general del Yamato

El nombre del barco Yamato proviene de la provincia de Yamato, el antiguo nombre de la prefectura de Nara. El nombre del barco es la segunda generación después del barco de defensa costera / barco de servicio especial Yamato en las eras Meiji y Taisho.

El Yamato tenía el mayor desplazamiento de la historia como acorazado y estaba equipado con nueve cañones principales de 46 cm, los más grandes de la historia. La mejor tecnología japonesa de la época se utilizó no solo en el diseño, sino también en la construcción, como la adopción del método de construcción con bloques.

Sin embargo, su existencia, especialmente la instalación del cañón principal de 46 cm, era un alto secreto militar, por lo que se hicieron esfuerzos para mantenerlo en secreto desde el momento de la construcción, y el hecho de que la finalización ya estaba en medio de la guerra con unos días de diferencia, y además, antes y después de la derrota en la guerra, dado que muchos registros, incluidos los planos, fueron incinerados, quedan muy pocas fotografías del barco.

Yamato

Fue encargado el 16 de diciembre de 1941 inmediatamente después del estallido de la Guerra del Pacífico (Gran Guerra de Asia Oriental). El 12 de febrero de 1942, se convirtió en el buque insignia de la Flota Combinada.

La Operación Midway a principios de junio fue la primera batalla. En febrero de 1943, Musashi, un barco del mismo tipo con equipo de cuartel general mejorado, avanzó a la isla Truk y transfirió la misión insignia de la flota combinada al mismo barco. A fines del mismo año, el Yamato resultó levemente dañado por un ataque con torpedos de un submarino estadounidense durante una operación de transporte.

Después de ser reparado y reacondicionado, participó en la Batalla de Mariana en junio de 1944. Desde mediados de octubre del mismo año, en la Operación Sho Ichigo, realizó un bombardeo con cañón principal de 46 cm contra el portaaviones de escolta estadounidense (Batalla del Golfo de Leyte). El 7 de abril de 1945, como buque insignia de la 2ª Flota durante la Operación Tenichi-go, partió hacia Okinawa con el 2º Escuadrón de Torpedos bajo su mando, pero fue atacado por un portaaviones estadounidense (Batalla contra Bono-misaki).

Historia del Yamato

Construcción

En 1937, un año después de la expiración del Tratado Naval de Londres, se decidió que la armada imperial debería construir urgentemente barcos que pudieran competir con los nuevos acorazados que serían construidos por las armadas estadounidense y británica después de que expirara. El ministerio emitió una solicitud al Cuartel General de la Administración Naval para construir un acorazado súper grande equipado con cañones de 18 pulgadas (cañones de 46 centímetros) como cañones principales. El «A140-F6», el último acorazado de la clase Yamato, fue diseñado para cumplir con este requisito. Se planeó construir dos barcos del tipo «A140-F6», y se los denominó tentativamente «primer barco» y «segundo barco». Sin embargo, en ese momento, la teoría de los soldados de aviación ya había comenzado a ser defendida, y la construcción de un barco tan grande fue criticada por Isoroku Yamamoto y otros oficiales que defendían la teoría de los soldados de aviación.

El 21 de agosto de 1937, el Ministro de Marina Mitsumasa Yonai emitió la primera instrucción de fabricación de buques de guerra. Cinco años después, en junio de 1942, comenzó la construcción del primer barco. El 4 de noviembre del mismo año, comenzó la construcción en el muelle de construcción naval del Arsenal Naval de Kure en la ciudad de Kure, Prefectura de Hiroshima. El dique seco, donde se construyeron el primer acorazado Nagato de la clase Nagato y el segundo crucero de batalla Akagi (portaaviones) de la clase Amagi, se excavó 1 metro para la construcción del Yamato, con 314 metros de largo, 45 metros de ancho y 45 metros de profundidad Extendido a 11 metros. La construcción se llevó a cabo en secreto para que Gran Bretaña y Estados Unidos no construyeran un acorazado que superara a este barco, e incluso las cartas de nombramiento entregadas a los diseñadores se recogieron en el acto. Además, el valor de rendimiento del barco se registró intencionalmente pequeño.

La confidencialidad era extremadamente estricta. Se instaló una valla de tablas desde donde se podía observar el astillero, se colocó un muelle medio techado para que no se viera la eslora del barco y se tendió una gran cantidad de esteras de paja tejidas con hojas de palma en toda la nave. superficie. Aquellos que estaban involucrados en la construcción estaban sujetos a estrictos controles de antecedentes, y solo se permitía conocer la cantidad mínima de información sobre departamentos distintos al suyo. El propio astillero fue puesto bajo control militar por estricto secreto. La policía militar también custodiaba la montaña que dominaba el muelle de construcción. Sin embargo, el hecho de construir un enorme acorazado era un hecho abierto entre los oficiales navales. Se dice que un avión de entrenamiento que transportaba a estudiantes de la Academia Naval voló sobre Yamato y un instructor se lo mostró a los estudiantes. Con respecto al mantenimiento de la confidencialidad durante la construcción de los acorazados de la clase Yamato, muchos funcionarios de la construcción naval han señalado que fueron demasiado lejos.

El 3 de marzo de 1940, la armada japonesa presentó a ‘Yamato’ y ‘Shinano’ como candidatos para el nombre del 3er barco del plan, y el 6 de marzo el Emperador Showa eligió ‘Yamato’. Para el nombramiento de los buques de guerra, se estipuló que el Ministro de Marina seleccionaría múltiples candidatos y buscaría la aprobación del Emperador. En respuesta a la decisión del Emperador, el Ministro de Marina Zengo Yoshida nombró al «primer barco» Yamato. El mismo día, también se decidieron los nombres de cada barco en el plan, Musashi (segundo barco), Shokaku (tercer barco) y Zuikaku (cuarto barco).

El Yamato fue lanzado el 8 de agosto del mismo año. Sin embargo, a diferencia del Musashi (construido por el astillero Mitsubishi Nagasaki), que literalmente fue botado desde un muelle de tierra firme, el Yamato fue botado vertiendo agua en el muelle de construcción naval y sacándolo con un remolcador. Además, debido a la confidencialidad, la ceremonia de lanzamiento no se hizo pública y solo 100 funcionarios de alto rango y 1000 trabajadores observaron el lanzamiento, y fue una ceremonia de lanzamiento solitaria para el acorazado número uno del mundo. El emperador Showa tenía previsto visitar la ceremonia de botadura del Yamato con el pretexto de asistir a la ceremonia de graduación de la Academia Naval, y los constructores navales crearon una plataforma de botadura al estilo de un santuario. Al final, la ceremonia de lanzamiento se llevó a cabo en presencia del cuñado del emperador, el coronel Kuninomiya Chōyū (hermano mayor de la emperatriz Kojun, capitán del barco de defensa costera Yakumo en ese momento). El Vicealmirante Shigetaro Shimada, quien asistió a la ceremonia como Ministro de Marina en funciones, fue el primero en enterarse de este gigantesco barco, que hasta ese momento había sido llamado tentativamente el «barco No. 1». El 11 de agosto, el Príncipe Choyu, que regresó a Kioto, informó al Emperador sobre la ceremonia de botadura del Yamato.

Después del lanzamiento de Yamato, comenzó la construcción del cuarto barco No. 111 de la clase Yamato, pero el progreso en el barco No. 111 se retrasó debido al trabajo invertido en el trabajo de equipamiento de Yamato. Por otro lado, Yamato continuó el trabajo de equipamiento con el objetivo de completarlo en junio de 1942 como se mencionó anteriormente, pero la Armada Imperial Japonesa ordenó que se adelantara la fecha de finalización de este barco.

El 18 de octubre de 194, durante una prueba frente a la costa de Tosa, registró una velocidad de 27,4 nudos con tiempo tormentoso. Posteriormente, en Sukumo Bay el día 30, registró 27,46 nudos en pruebas a gran escala, y el 25 de noviembre, Isoroku Yamamoto, Comandante en Jefe de la Flota Combinada, visitó para una inspección. El 7 de diciembre, la batería principal fue disparada contra Suo Nada. Fue el día antes del ataque a Pearl Harbor. El 8 de diciembre, seis acorazados (Nagato, Mutsu, Fuso, Yamashiro, Ise y Hyuga) se dirigieron hacia el sur por el Bungo Suido para cubrir la Fuerza de Tarea de Nagumo, pasando el portaaviones Hosho, el 3er Escuadrón de Torpedos y la flota principal de la Armada Combinada. El primer barco (Yamato) después de regresar a Kure se completó el 16 de diciembre. Fue transferido al primer escuadrón el mismo día. El «acorazado clase Yamato» también se registró en la tabla de clasificación de barcos. El modelo a escala 1/500 del Yamato fue entregado al Ministerio de Marina después de que el Emperador Showa y la Emperatriz Kojun visitaran el Palacio Imperial, y se dice que se mantuvo en la caja fuerte del Cuartel General de Guerra Naval.

El Yamato utilizó muchas de las últimas tecnologías de la época. En los buques de guerra de la Armada Imperial Japonesa, la proa ballbus, que contrarresta la resistencia a la formación de olas, se utilizó por primera vez para mejorar la velocidad (Shokaku fue el primero en completarse), armadura con estructura de panal en la chimenea, etc., y un enorme instrumento de medición para observación. En el momento de su lanzamiento, era el tipo de barco más grande y avanzado del mundo, incluido el equipo para telémetros. No estaba equipado con un radar al comienzo de la puesta en marcha, pero después de eso, se equipó gradualmente con un detector eléctrico. Además, el cañón principal fue desviado como lo es para el cañón secundario, pero esto fue planeado desde el principio para reemplazar el cañón principal el cañón de 15 cm con el 20 cm arma cancelando el feriado naval.

Buque insignia de la flota combinada

El 12 de febrero de 1942, el Yamato se convirtió en el buque insignia de la Flota Combinada. Los oficiales de estado mayor estaban satisfechos con la habitabilidad significativamente mejorada de este barco en comparación con el buque insignia Nagato. El 30 de marzo, hubo un entrenamiento de tiro con cañón principal de 46 cm a una distancia de 38100 m. El Oficial de Estado Mayor de Artillería de la Segunda Flota, Masamichi Fujita, escribió en su diario el 11 de mayo de 1942, cuando vio dispararse los cañones principales del Yamato: «Los acorazados ya no son un tipo de arma útil, y lo que se enfatiza ahora es simplemente la inercia convencional. Me estoy volviendo loco». El 29 de mayo, el Yamato zarpó de Hashirashima Hakuchi con Isoroku Yamamoto, comandante en jefe de la Flota Combinada a bordo para la operación Midway, pero el Yamato no intercambió fuego directamente con las fuerzas estadounidenses porque estaba en la retaguardia como fuerza principal. El 10 de junio, disparó su batería secundaria y cañones de ángulo alto contra un submarino estadounidense. El 14 de junio, regresó a Hashirashima.

El 7 de agosto de 1942, el ejército estadounidense invadió Guadalcanal y comenzó la Batalla de Guadalcanal. El 17 de agosto, el Yamato, que transportaba al almirante Yamamoto y al Comando de la Flota Combinada, zarpó de Hashirashima con el portaaviones Ohtaka (Kasuga Maru) y la 7ª División de Destructores (Ushio, Ren, Akebono) para apoyar a las Islas Salomón . El 21 de agosto, navegó cerca de la isla Grimes, y durante el viaje estalló la Segunda Batalla de las Islas Salomón. Después de enviar dos barcos (Otaka y Akebono) a Rabaul para el transporte aéreo, tres barcos (Yamato, Ushio y Ren) ingresaron al fondeadero de Chuuk Islands Truk el 28 de agosto. El Yamato fue alcanzado por cuatro torpedos del submarino estadounidense Flying Fish. Dos se autodestruyen y uno lo esquiva. El 24 de septiembre, el teniente coronel Masanobu Tsuji, oficial de estado mayor del ejército japonés, visita Yamato para discutir la operación de transporte a la isla de Guadalcanal. Tsuji admiraba el tamaño de Yamato, sin embargo, Yamato nunca fue puesto en primer plano. También se consideró un plan para participar en los disparos navales en la Base Henderson, pero fue cancelado. En la Tercera Batalla de las Islas Salomón, los antiguos acorazados de la clase Kongo, Kirishima y Hiei, sufrieron graves daños y fueron hundidos por los nuevos acorazados estadounidenses South Dakota y Washington, que eran de la misma generación que el Yamato. Al respecto, existe una opinión que compara la pasividad de la Flota Combinada, que dudó en desplegar acorazados clase Yamato, y la agresividad de los Estados Unidos.

Acción en 1943

El 11 de febrero de 1943, la misión del buque insignia de la Flota Combinada se cambió a Musashi, el segundo acorazado de la clase Yamato con comunicaciones mejoradas y equipo insignia basado en la experiencia operativa del Yamato.

El 16 de agosto, la fuerza principal (3 acorazados, portaaviones, 3 cruceros , fuerzas destructoras) salen de Kure y se dirigen a Truck. Se libró una feroz batalla en las Islas Salomón y la situación de la guerra estaba empeorando, pero Yamato no pudo participar en la batalla real mientras permanecía en el fondeadero de la isla Truk. Debido a que se le dio un trato preferencial en términos de comodidad y comida, fue ridiculizado como el «Hotel Yamato» por miembros de la tripulación de otros barcos y oficiales del ejército. Se dice que los destructores que habían terminado sus operaciones vendrían junto al Yamato, y las tripulaciones de los destructores a menudo usarían los enormes y bien equipados baños del Yamato. A mediados de octubre, se emitió la orden de salida a las Islas Marshall. Recibió información de que era probable que un grupo de trabajo de la Marina de los EE. UU. se dirigiera a Marshalls. El buque insignia Musashi, Yamato, Nagato y otras fuerzas principales se prepararon para una batalla decisiva. Sin embargo, después de una emboscada de cuatro días para el grupo de trabajo de los EE. UU., no llegó ningún enemigo y regresaron a Truk Island el 26 de octubre.

En diciembre de 1943, «Yamato» participó en el transporte del Regimiento Mixto Independiente del Ejército a la isla de Nueva Irlanda. El «Yamato» iba a ser transportado de Yokosuka a Truck como parte de la primera unidad de transporte junto con los destructores «Akigumo», «Tanikaze» y «Yamagumo».

El 12 de diciembre, Yamato, Shokaku, Yamagumo, Akigumo, Fuun yTanikaze abandonaron Truk y regresaron a Yokosuka el 17.

Yamato, Yamagumo y Tanikaze partieron de Yokosuka el 20 de diciembre con personal a bordo, pero el 25 de diciembre, Yamato navegó hacia el submarino estadounidense Skate a 150 km al noroeste de la isla Truk. Fue alcanzada por un ataque con torpedos y fue alcanzada por un torpedo. Aunque se inclinó 4 grados, se restauró con unas 770 toneladas de inyección de agua y se dirigió al fondeadero de camiones a una velocidad de unos 20 nudos sin disminuir la velocidad. Nadie sintió el impacto del impacto del torpedo, y se notó que estaba ligeramente inclinado. El impacto de la explosión empujó el extremo inferior de las nervaduras de soporte detrás del blindaje de la línea de flotación del costado hacia adentro, y los remaches fijos en la pared vertical del sprinter salieron volando, provocando una fuga de agua en la sala de máquinas y en el cargador de pólvora superior de la torreta No. 3. El volumen de inundación fue de 3000-4000 toneladas. La posibilidad de inundación cuando una bala enemiga golpea cerca del extremo inferior de la placa de acero de la línea de flotación se señaló en la prueba de blindaje, pero no se reconoció como un defecto grave. Según un oficial de construcción naval asignado al barco de construcción Akashi, Yamato le pidió a Akashi que investigara la inundación de causas desconocidas en la parte trasera del lado de estribor después de aterrizar en la parada de camiones. Sospechaba un mal funcionamiento en el sistema de drenaje e inyección de agua, pero no había anomalías. Cuando realizó una inspección de buceo allí, se sorprendió al descubrir un agujero de torpedo con una longitud de más de diez metros y una anchura de cinco metros en la parte trasera de estribor. Llegó a Truck el mismo día. Desde «Yamato», el personal y las propiedades fueron transferidos a la unidad de transporte No. 3 y se dirigieron a Kavieng. Yamato recibió la orden de regresar al continente después de someterse a reparaciones de emergencia en un camión.

Hasta la Batalla del Golfo de Leyte

Yamato, Manshio y Fujinami llegan al Mar Interior de Seto el día 15. Se agregó un mamparo hermético para reducir el área de inundación en respuesta a las fallas reveladas por el impacto del rayo, pero la falla fundamental fue que las uniones de la armadura y las uniones de los materiales de acero de soporte de la armadura coincidían. Paralelamente a este trabajo, se retiraron los cañones secundarios de ambos lados, y se añadieron seis cañones de alto ángulo y ametralladoras para reforzar el armamento antiaéreo. Dos meses después del ataque con torpedos patinadores, el ejército de los EE. UU. descubrió una gigantesca imagen desconocida de un barco en una película negativa tomada durante un vuelo de reconocimiento en una base de camiones. Es un nuevo acorazado, y el cañón principal también mide 45 cm.

El 4 de mayo, el teniente general Matoi Ugaki, comandante del 1.er Sentai, se transfirió de Nagato a Yamato, y el Yamato se convirtió en el buque insignia del 1.er Sentai. El 14 de junio participó en una campaña para interceptar a las fuerzas estadounidenses que desembarcaron en la isla de Biak, pero la campaña fue cancelada cuando las fuerzas estadounidenses desembarcaron en Saipan. Unidad de operaciones armadas se dirigió al norte para reunirse con el grupo de trabajo de Ozawa.

El 15 de junio participó en la Batalla de Mariana. Yamato pertenecía a la flota de vanguardia comandada por el vicealmirante Takeo Kurita. El 19 de junio, identificó erróneamente a la primera unidad de ataque japonesa, que estaba a punto de pasar sobre la flota de vanguardia, como un avión militar estadounidense, y derribó varios aviones disparando junto con los barcos circundantes. El mismo día, el grupo de trabajo japonés perdió dos portaaviones (Taiho y Shokaku) por torpedos de submarinos estadounidenses. El 20 de junio, disparó 27 rondas Tipo 3 contra la fuerza de asalto estadounidense. Esta es la primera vez que el Yamato dispara su arma principal en combate. Regreso a Japón el 24 de junio. Después de permanecer allí durante unos 10 días, cargó con oficiales del ejército y suministros y se dirigió a Singapur con el 4º Escuadrón, el 7º Escuadrón y el 2º Escuadrón Torpedo. El 16 de julio, el primer escuadrón (Yamato, Musashi, Nagato) y tres destructores (Shigure, Satsukisame, Shimakaze) llegaron a Ringa Hakuchi. Después de tres meses de entrenamiento, la cubierta se pintó de negro en octubre.

Batalla del golfo de Leyte

El 22 de octubre de 1944, el Yamato partió de Brunei como el buque insignia del 1er Escuadrón de la 2da Flota (comúnmente conocida como la Flota Kurita) para participar en la Batalla del Golfo de Leyte con el objetivo de destruir la flota de desembarco estadounidense. Sin embargo, en la madrugada del día 23, el buque insignia de Kurita, el crucero pesado Atago, fue torpedeado y hundido por un submarino estadounidense.

El 24 de octubre de 1944, Yamato tomó medidas evasivas contra el bombardeo de aviones estadounidenses durante la Batalla del Mar de Sibuyan.
El día 24, el barco gemelo del Yamato, Musashi, fue hundido por un bombardeo con torpedos de un avión basado en un portaaviones estadounidense en el mar de Sibuyan. En ese momento, una bomba también golpeó la parte delantera del Yamato. A las 7:00 am del día 25, vio una flota de escolta de portaaviones estadounidense frente a la isla de Samar y lanzó un ataque con fuego de superficie junto con otros barcos.

En esta batalla, el Yamato disparó 104 proyectiles de la batería principal desde una distancia de 32.000 m. En respuesta a este bombardeo, el portaaviones de escolta «Kalinin Bey» comentó: «El alcance es preciso, pero la dirección es mala». Según Nomura (más tarde subcomandante de Yamato), que era el jefe de artillería de Yamato en ese momento, solo dos de los seis cañones principales delanteros disparados eran proyectiles perforantes, y los cuatro cañones restantes estaban cargados con munición Tipo 3.

Según Takuro Tsuzuku, quien examinó los documentos de ambos ejércitos después de la guerra y su propia memoria, en «Sengokuroku», «La batalla de artillería comenzó a 31 kilómetros, un barco fue destruido con dos o tres salvas y se cambió el objetivo». El primer «portaaviones regular» fue el portaaviones de escolta White Plains, seguido por el Fanshawe Bay. White Plains arrojó humo negro debido a las vibraciones causadas por las balas de corto alcance, y parece que Yamato decidió que esto estaba «destruyendo un portaaviones regular» y cambió el objetivo a otro barco. Los registros estadounidenses indican que White Plains desplegó una cortina de humo porque estaba en peligro de ser alcanzado. El subcomandante Nomura recordó que después de disparar cuatro salvas al primer objetivo, «se hizo difícil ver el objetivo debido al despliegue de una cortina de humo por parte de las fuerzas estadounidenses, así que cambiamos el objetivo para tratar de dañar otro portaaviones». Además, en el Informe detallado No. 3 de la batalla del buque de guerra Yamato, se informa que el objetivo se movió a otro lugar porque el portaaviones enemigo colocó una cortina de humo y evitó el Yamato.

Durante la batalla, el Yamato fue atrapado a ambos lados del casco por torpedos disparados por destructores estadounidenses, lo que lo obligó a navegar en dirección opuesta a los portaaviones estadounidenses hasta que los torpedos se quedaron fuera de alcance. Además, las cortinas de humo efectivas de los destructores estadounidenses y las ráfagas ocasionales mantuvieron corto su fuego óptico a distancia. En la segunda mitad de la batalla, los disparos de radar se llevaron a cabo utilizando el nombre provisional de dispositivo de detección de radio No. 2 tipo 2. En esta batalla, las ametralladoras y los cañones de ángulo alto de estribor del Yamato fueron disparados contra el barco estadounidense que se hundía y los fugitivos, y el capitán Morishita y el subcomandante Nomura del Yamato los detuvieron.

En el lado estadounidense, los destructores Hoell y Johnston recibieron fuego principal y secundario de los acorazados alrededor de las 07:25-07:30. Kongo, que el lado estadounidense afirma que es el acorazado que bombardeó ambos barcos, comenzó el bombardeo a las 07:14, y el segundo disparo fue efectivo, pero a las 07:15, Yamato, Nagato y Haruna también bombardearon destructores y cruceros. Además, a las 07:25, cuando Hoel fue alcanzado por una bala en el puente y perdió las funciones de comunicación, Yamato bombardeó el crucero e informó que se había hundido. Por lo tanto, es posible que Johnston a las 07:28 y Hoel a las 07:25 fueran alcanzados por los cañones principales Yamato, Nagato, Kongo o Haruna. Además, el 5.º Escuadrón (Haguro, Toriumi) y el 7.º Escuadrón (Tone, Chikuma) también bombardearon Hoell y Johnston, y después de las 07:50, Hoell estaba bajo el fuego concentrado de los cruceros pesados, Yamato y Nagato, con 40 proyectiles. Uno de los proyectiles de 8 pulgadas destruyó la sala de máquinas e imposibilitó la navegación. Comenzó a hundirse por la popa, volcando finalmente a las 08:55. Johnston resultó dañado por el bombardeo de las 07:25, pero pudo evacuar a la tormenta y, después de hacer reparaciones de emergencia, volvió al combate.

Sin embargo, a las 08:45, Johnston reconoció que el 10.º Escuadrón, dirigido por cruceros ligeros, se acercaba rápidamente para lanzar un ataque con torpedos contra el grupo de portaaviones y disparó artillería contra Yahagi, lo que provocó que el escuadrón de torpedos se acercara al grupo de portaaviones. Impidiéndolo, fue rodeado a las 09:40 y hundido bajo fuego concentrado. Por lo tanto, no hay posibilidad de que el Yamato matara por sí solo al barco enemigo en esta batalla naval.

Las pérdidas estadounidenses incluyeron el hundimiento del portaaviones de escolta Gambier Bay, los destructores Johnston y Hoell, y el destructor de escolta Samuel B. Roberts. Inmediatamente después de esto, el Cuerpo Kamikaze Kamikaze Shikishima comandado por el Capitán de Marina Yukio Seki asaltó la unidad de portaaviones de escolta, y el portaaviones de escolta St. Lo se hundió por embestida, y varios barcos resultaron dañados.

Después del bombardeo frente a la isla de Samar, el comandante Kurita recibió un informe falso de que un grupo de trabajo estadounidense estaba cerca y ordenó que el barco diera la vuelta sin entrar en el golfo de Leyte. En el camino de regreso, aviones del Cuerpo Aéreo del Ejército de EE. UU. atacaron cerca de Brunei. Como quedaban pocas balas, fue atraído a quemarropa y atacó a los antiaéreos, derribando varios aviones.

Cuatro bombas golpearon la primera torreta y la cubierta de proa debido al bombardeo de aviones estadounidenses durante el viaje de ida y vuelta, pero no hubo problema en continuar la batalla. La bomba que golpeó directamente la torreta tenía un blindaje tan grueso que rebotó después de quitarse la pintura del dosel en un diámetro de aproximadamente 1 metro y explotó en el aire, causando bajas a los operadores de los cañones de 25 mm cercanos. De acuerdo con las memorias del Mayor de servicio especial Okuda, quien era el comandante de la segunda torreta, la mayoría de la tripulación de la segunda torreta sufrió conmociones cerebrales y colapsó por el impacto de la bomba. Una bomba en la cubierta de proa también creó un agujero bajo el agua en el armario de cadenas, inyectando 3.000 toneladas de agua en la parte delantera y 2.000 toneladas de agua en la parte de popa para restaurar la inclinación.

El 28 de octubre Yamato llegó a Brunei. El 8 de noviembre, partió de Brunei para atraer la atención de las Fuerzas Aéreas Aliadas durante la Operación Multigo, regresando al puerto el día 11, pero no ocurrió ninguna batalla en particular. El 16 de noviembre, respondió a un ataque de 15 bombarderos B-24 con sus armas principales, derribando tres. En la tarde del mismo día, regresó a tierra firme con tres acorazados (Yamato, Nagato, Kongo) y el 10° Escuadrón (Yahagi, Urakaze, Yukikaze, Isokaze, Hamakaze), siendo hundido por un torpedo submarino. Llegó a Kure el 23 de noviembre. El vicealmirante Ugaki se retiró y el coronel Kosaku Ariga se convirtió en el sexto capitán en lugar de Nobue Morishita como quinto capitán.

El hundimiento del barco gemelo del Yamato, Musashi, conmocionó a muchos miembros de la tripulación que creían que los acorazados de la clase Yamato eran insumergibles, y algunos creían que el Yamato eventualmente sufriría el mismo destino. El teniente general Ugaki escribió en su registro de guerra: «¡Oh, perdí la mitad de mi cuerpo! Le tocó el turno a Yamato».

La flota combinada japonesa fue prácticamente destruida en la Batalla del Golfo de Leyte. Yamato y otros barcos restantes no pueden realizar un entrenamiento satisfactorio debido a la falta de combustible y continúan esperando tierra adentro.

El 19 de marzo de 1945, aviones con base en portaaviones enemigos atacaron el puerto naval de Kure, y el Yamato fue atacado a pesar de que había ido a Akinada con antelación. Después de eso, fueron evacuados frente a la costa de Tokuyama desde el puerto naval de Kure, que ya no era un lugar seguro.

El 28 de marzo del mismo año, Yamato como buque insignia Segunda Flota recibió la orden de navegar a Sasebo y partió del puerto naval de Kure.

El 30 de marzo, aviones estadounidenses llenaron el puerto naval de Kure y la bahía de Hiroshima con 1034 minas, lo que dificultó el regreso al puerto naval de Kure porque llevó tiempo limpiar las minas. El estrecho de Kanmon fue bloqueado por minas por el ejército estadounidense el día 27 y quedó intransitable.

Preparándose para el ataque naval

El 2 de abril, la reunión del personal de la 2.ª Flota en el crucero ligero Yahagi, buque insignia del 2.º Escuadrón Torpedo, consideró las siguientes tres opciones.

  1. Independientemente del éxito o fracaso de las operaciones aéreas y terrestres, forzar una batalla rápida y llevar a cabo la batalla naval final de las fuerzas de superficie.
  2. Evacuar hacia el Mar de Japón y el sur de Corea tanto como sea posible hasta que llegue una oportunidad.
  3. Se desembarcarán artillería, municiones y personal para las fuerzas de defensa terrestre, y el resto serán baterías flotantes. El Mayor General Furumura, el Coronel Yuji Yamamoto, el Teniente General Ito y otros miembros del personal acordaron el plan 3. Ito dijo que enviaría a Yamamoto a Kure y le daría su opinión a la Flota Combinada. El 3 de abril, un subteniente cadete abordó el barco y comenzó la educación de cadetes.

Por otro lado, en la Flota Combinada, el coronel Shigenori Jin, un oficial de estado mayor de la Flota Combinada, insistió en un ataque suicida naval por parte de Yamato. Ryunosuke Kusaka, Jefe de Estado Mayor de la Flota Combinada, lo apaciguó, pero el Coronel Kami hizo que el Yamato, que se suponía que estaba amarrado en el puerto naval, se incorporara a la Segunda Flota. El cuartel general había considerado un plan para un ataque especial en el mar, pero la idea específica de invadir Okinawa fue planeada por el Coronel Jin mientras el Jefe de Estado Mayor Kusashika estaba en Kanoya. El coronel Kami enfatizó: «Durante la presentación del ataque aéreo total, Su Majestad preguntó: ‘¿Van a atacar solo a la fuerza aérea?'». Después de obtener la aprobación directamente del Comandante en Jefe de la Flota Combinada, Soemu Toyoda, sin pasar por el Jefe de Estado Mayor Kusashika, el Coronel Jin dijo: «¿Qué piensa de la opinión del Jefe de Estado Mayor?» El Comandante en Jefe Toyoda dijo: «Lo planeamos como una forma de usar el Yamato de manera efectiva. No tuvimos una tasa de éxito del 50% y hubiera sido un milagro si funcionara. Sin embargo, decidimos que teníamos que usar algo que todavía podría funcionar, y que hubo cierta medida de éxito». Por otro lado, Kusashika, jefe de personal, dijo: «Estaba enojado porque no sabía qué hacer después de que se decidió». Mitsuo Fuchida, oficial de personal, dijo: «Fue una iniciativa de Dios y fue votada directamente por el director».

Kami entró en negociaciones con el Estado Mayor General, pero el Mayor General Sadatoshi Tomioka, Jefe de la Sección de Operaciones, se opuso. Tomioka dijo: «Cuando se me ocurrió esta idea, tomé una vista lateral. Si el Yamato se desviara al área de Kyushu, la unidad móvil enemiga sería atrapada y la fuerza aérea de la base la atacaría, estaría de acuerdo». Pero yo no permitiría que entrara en Okinawa. Al contrario. No hay combustible primario. No queremos una batalla decisiva en tierra firme, pero tenemos que tener algo de combustible para los barcos por si a caso. Sin embargo, sin mi conocimiento, el Estado Mayor de Ozawa Jisaburo parece que el subdirector estuvo de acuerdo con ello». El almirante Koshiro Oikawa, jefe del Estado Mayor Naval, escuchó en silencio la propuesta de Dios, pero el teniente general Jisaburo Ozawa, subjefe del Estado Mayor Naval, dio permiso directo diciendo: «Si se determina quién es el Comandante de la Flota Combinada». Después de la guerra, Ozawa dijo: «Desde el ambiente general, creo que era natural en ese momento y hoy». El teniente general Ugaki, comandante de la 5.ª Flota Aérea, escribió en su diario de guerra que cuando el general Oikawa presentó la «Operación Kikusui No. 1» al emperador Showa, preguntó: El emperador dijo: «¿Es solo un avión? ¿No más barcos en la marina? ¿Se puede salvar Okinawa? Respondí: «Lanzaremos un ataque a gran escala con todas las fuerzas navales, incluidas las unidades de superficie».

El 5 de abril, Kami le pidió al Jefe de Estado Mayor Kusashika que fuera a Yamato para persuadirlo, y Kusashika visitó el Cuartel General de la Segunda Flota de Yamato y transmitió la orden de operación al Vicealmirante Seiichi Ito, el comandante en jefe, y lo convenció. Cuando le dije a Ito, que no estaba muy convencido, «Quiero que seas el líder del ataque suicida total de 100 millones», el teniente general Ito inmediatamente estuvo de acuerdo: «Sí, entiendo». Según el teniente coronel Sakuo Mikami del Estado Mayor de Operaciones de la Flota Combinada, cuando el Jefe de Estado Mayor Kusashika, quien también tenía dudas sobre la estrategia, guardó silencio, Mikami, que no pudo soportarlo, dijo: «En resumen, fue el precursor». de los 100 millones de ataques suicidas totales. Me gustaría recibirlo, ese es el propósito de esta operación». Así que Mikami dijo: «Por favor, llévame contigo», pero el coronel Yuji Yamamoto, oficial de personal de la Segunda Flota, dijo: «Incluso si no tienes que ser monitoreado por el Cuartel General de la Flota Combinada, lo haremos bien». El Jefe de Estado Mayor Kusashika recuerda: “Incluso si hubiera estado preparado para el final, le habría dado un lugar para morir sin remordimientos, y pensé que sería un lugar de mínima importancia, y seguí considerándolo. » Este escuadrón fue nombrado «Marine Tokkou» por el Almirante Soetake Toyoda, Comandante en Jefe de la Flota Combinada.

En Yamato, la tripulación se reunió en cubierta a las 15:00 horas del 5 de abril, después de recibir la orden, y se les dijo por primera vez que «esta operación es una operación de ataque especial». Según Heiji TSUBOI, un artillero de alto ángulo de Yamato, después de un breve período de silencio, permanecieron impasibles y dijeron: «¡Hagámoslo!» y «Vamos a vengarnos de Musashi». Sabía mucho antes de la partida que la próxima salida se convertiría en una operación kamikaze de facto debido a lo apretado de la situación de guerra. A las 2:00 am del 6 de abril, los subtenientes cadetes y los soldados heridos abandonaron el barco. Por la noche, cantaron Kimigayo y Banzai tres veces y saludaron con sus sombreros a sus lugares de origen.

El 5 de abril, recibió una orden de ataque naval en Okinawa de la Flota Combinada.

Hubo una afirmación de que Yamato se lanzó con combustible solo de ida a Okinawa en la Operación Kikusui, pero está claro a partir de registros y testimonios que se transportaron alrededor de 4.000 toneladas de petróleo pesado (6.500 toneladas completamente cargadas). En el informe de batalla detallado, la cantidad de combustible cargado en Yamato en el momento de la salida está escrita como 4000 toneladas, y antes de la salida, Itsuo Mikasa, un superviviente, se reunió con su colega a cargo del combustible, recogido de los tanques circundantes, etc., y cargó alrededor de 4000 toneladas en Yamato.

El esquema de la Operación Ten No.1 era apoyar la defensa de Okinawa, que había sido desembarcada por las fuerzas estadounidenses. Además, según el concepto del oficial de estado mayor Shigenori Kami, el planificador, si llegaba a Okinawa, encallaría solo y serviría como una batería flotante para apoyar las batallas terrestres, y su tripulación actuaría como una fuerza terrestre para precipitarse en líneas enemigas (el Coronel Kami dijo: En el pasado, propuse que el acorazado Yamashiro se usara como una batería flotante para recuperar Saipan, pero Yu Nakazawa, Jefe de Operaciones, Estado Mayor General, lo rechazó diciendo: «La electricidad el sistema debe estar activo para poder disparar las armas.» El 32º Ejército japonés en Okinawa iba a lanzar una ofensiva programada para el 7 de abril a petición de la Flota Combinada. Además, para encallar el Yamato y utilizarlo como batería terrestre, la posición del barco encallado debe ser casi horizontal, y para disparar los cañones principales, el motor, el sistema hidráulico y el circuito eléctrico debe estar vivo La función de control de incendios no debe estar completamente destruida, lo que ya se consideraba impracticable. De hecho, en la Batalla del Golfo de Leyte, se consideró la idea de encallar baterías terrestres, pero se rechazó por las razones anteriores. Además, mirando la realidad, es casi imposible romper la superioridad marítima y aérea del ejército estadounidense y llegar a Okinawa.

Al final de la guerra, la mayoría de los cifrados de la Marina japonesa fueron descifrados por el ejército estadounidense, y la salida también fue confirmada por la inteligencia de comunicaciones. A las 21:20 del 6 de abril, Huckleback salió a la superficie y confirmó a Yamato, y el capitán de Huckleback, el teniente coronel Fred Janney, se puso en contacto con Yamato por su nombre sin ningún código. Este telegrama fue interceptado por un oficial de comunicaciones japonés-estadounidense de segunda generación que estaba de servicio a bordo del Yamato y el Yahagi, que hablaba inglés con fluidez, lo tradujo y lo envió a todos los barcos.

Inicialmente, el almirante Raymond Spruance, comandante en jefe de la Quinta Flota, consideró la intercepción por parte de los acorazados. Sin embargo, a medida que el Yamato continuaba avanzando hacia el oeste, era probable que evacuara hacia el lado del Mar de Japón, y el propósito era hundir al Yamato, por lo que ordenó un ataque aéreo. En realidad, sin embargo, el almirante Mitscher envió una fuerza de ataque antes de que el almirante Spruance estuviera a punto de participar en un duelo de artillería con los acorazados. Hay un rumor de que Musashi fue hundido por un torpedo de un submarino, y se dice que el vicealmirante Mitscher quería hundir el Yamato con solo un ataque aéreo. El teniente general Mitscher estaba convencido de que Yamato invadiría Okinawa por los informes de cada unidad y comenzó a organizar una fuerza de ataque sin informar a Spruance. Además, el General Spruance estaba en buenos términos con el Teniente General Ito, quien estaba estudiando en los Estados Unidos.

Batalla de Bono-misaki

Alrededor de las 6:30 del 7 de abril, Yamato lanzó un hidroavión de reconocimiento Tipo 0 para patrullas antisubmarinas. Este avión regresó a la base aérea de Ibusuki, prefectura de Kagoshima.

Cuando el oficial de estado mayor de la Flota Combinada fue a informar sobre la operación suicida marítima de Yamato a la Quinta Flota Aérea, la Quinta Flota Aérea ya estaba en medio de la Operación Kikusui, y la mayoría de las unidades estaban dando todo de sí en la operación de ataque suicida. El vicealmirante Ugaki Matoi, comandante en jefe de la Quinta Flota Aérea, se opuso a esta operación suicida marítima, pero dijo: «Es natural apoyar a las fuerzas amigas en una operación coordinada», y ordenó a sus escuadrones de combate subordinados que cubrieran él. Sin embargo, las unidades de primera línea no respondieron a las intenciones de Ugaki, y la 5.ª Flota Aérea le pidió a Tadashi Minobe, el comandante de la unidad de combate nocturno Fuyo, que cubriera Yamato. 52 Tipo C fue desplegado, las tripulaciones de caza de la unidad Fuyo casi no tenían habilidades de combate aéreo contra cazas enemigos. Minobe rechazó la solicitud de apoyo de Yamato, diciendo que las tropas de Fuyo no podían luchar contra la superioridad aérea.

Saburo Abe (Teniente de la Marina, 5.° Buque de Transporte 203.° Aéreo) recordó que varias unidades, incluido el 311.° Escuadrón de Cazas, al que pertenecía, recibieron la orden de cubrir la 2.° Flota. Sin embargo, a las 15:00 horas del 7 de abril, durante los preparativos para la salida, la 5ª Flota Aérea dio la orden de detener el lanzamiento. Según la investigación de posguerra de Abe, cuatro aviones partieron temprano en la mañana desde el 303º Escuadrón de Cazas, pero debido a la mala visibilidad, Yamato no fue visto y regresó a la base. Ocho aviones fueron lanzados desde el 312° Escuadrón de Cazas para escoltar a la 2 ° Flota y Yamato, y desde el 352° Cielo, el Escuadrón Zero y el Escuadrón A escoltados sobre la Segunda Flota hasta las 10:00 horas.

El subcomandante Nomura solo vio tres Hellcats F6F hasta el mar cerca de Kyushu, recordando que no había aviones militares japoneses. Por otro lado, también hubo un testimonio de que vio una formación de aviones militares japoneses, y el informe detallado de la batalla informó que de 5 a 10 cazas Zero (Zero Fighter) estuvieron patrullando el aire hasta las 10:00 a.m. Varios aviones de escolta también regresaron antes del mediodía del 7 de abril, y es seguro que la 5.ª Flota Aérea dio cobertura aérea como organización militar, pero por confusión y falta de preparación se dispuso una unidad de combate que no pude terminar, y terminó con cobertura a medio terminar por un pequeño número de aviones solo por la mañana.

De esta forma, el apoyo aéreo a Yamato, la misma armada, fue escaso, pero el Teniente General Michihiro Sugawara, comandante de la 6.ª Fuerza Aérea del Cuerpo Aéreo del Ejército, fue informado de la salida de la 2.ª Flota, y enfatizó la cooperación entre el ejército.

Cuando el Zero Fighter regrese, los aviones de reconocimiento, como el hidroavión militar estadounidense Martin, se unirán a la flota para reemplazarlo. Se dice que Threadfin informó sobre la escolta del Zero Fighter, y Mitscher consideró el rango de crucero del Zero Fighter. Según los registros militares de EE. UU., Yamato fue descubierto por tres exploradores F6F Hellcat a las 08:15. A las 8:23, otro grupo de búsqueda Hellcat también avistó al Yamato. El grupo Hellcat reunió un grupo de búsqueda en el área, mientras que los hidroaviones Martin también se sumaron a la vigilancia. Yamato disparó con armas antiaéreas distintas de las armas principales, pero no pudo desalojar a los aviones de reconocimiento estadounidenses.

A las 12:34 del 7 de abril, Yamato vio un avión de la Marina de los EE. UU. a 50 kilómetros de distancia, 90 millas náuticas (1 milla náutica = 1852 m) frente a la costa de Bono-misaki, prefectura de Kagoshima, y ​​comenzó a disparar. Ocho minutos después, cuatro bombarderos en picado SB2C Helldiver del 82º Escuadrón de Bombarderos (11 aviones) en el portaaviones Bennington se lanzan desde la popa. Se lanzaron ocho bombas de 500 kg y los estadounidenses reclamaron impactos directos en las ametralladoras de estribor, el puente de proa y el mástil de popa. Yamato registra la destrucción del puesto de mando de popa, la sonda eléctrica n.° 13 y la batería secundaria de popa. Los estudios submarinos de años posteriores no mostraron evidencia de esto, pero el interior fue realmente destruido y solo sobrevivieron unos pocos artilleros. El puente delantero también fue alcanzado, causando víctimas. También existe la teoría de que un disparo golpeó el arma principal de Yamato, rebotó en el grosor de la armadura y explotó en otro lugar. Al mismo tiempo, el puesto de mando de incendios de popa (puente de popa) fue destruido. Además, se desató un incendio en la cubierta intermedia, y el subjefe Nomura del puesto de mando de defensa confirmó que la temperatura del depósito secundario de municiones había aumentado, pero se informó que el fuego se extinguió de inmediato, diciendo que «el petróleo la tela se había quemado.» El fuego provocado por los impactos de bala alrededor del cañón secundario, que se consideró un problema desde el inicio de la construcción, continuó ardiendo sin extinguirse hasta el momento del hundimiento. De hecho, parece que el ataque fue tan intenso que fue casi imposible extinguir el fuego. Algunos investigadores creen que también se produjeron incendios en la cubierta de proa-media. El artillero adjunto Shimizu esperaba poder llegar tan lejos como Okinawa.

Los cazas, bombarderos y torpederos estadounidenses atacaron el Yamato simultáneamente. Fue difícil para el gigante Yamato evitarlo por completo, ya que muchos torpedos fueron disparados desde múltiples direcciones y fue atacado mientras estaba plagado de cazas y bombarderos. Siguiendo a Bennington, el 17º Escuadrón de Bombarderos de Hornet (Teniente Coronel Robert Ward) atacó Yamato. Se reivindicó un impacto directo en la proa, el puente delantero y la parte trasera de la chimenea. A las 12:40, ocho Hornet (CV-12) 17th Torpedo Bomber Squadron torpedearon Yamato, reclamando cuatro impactos. Según el «Informe detallado de la batalla de Gunkan Yamato», a las 12:45, un impacto fue en el frente del puerto. El Jefe de Estado Mayor Morishita, el Jefe de Estado Mayor Adjunto Nomura y el Jefe de Estado Mayor Adjunto Shimizu testificaron ante el Equipo de Investigación Técnica del Ejército de EE. UU. de la posguerra que se habían alcanzado cuatro bombas y que el Estado Mayor de Artillería Miyamoto tuvo tres impactos. Con respecto a los torpedos, el Oficial de Estado Mayor de Artillería Miyamoto testificó que había tres, el Subjefe Nomura cuatro, el Jefe de Artillería Morishita dos y el Jefe de Artillería Shimizu Fuku tres (todos en el lado de babor). En respuesta a esto, el Departamento de Inteligencia Naval de EE. UU. estimó que dos torpedos habían golpeado el lado de babor del centro del barco, mientras que la parte atacante de EE. UU. afirmó que habían golpeado ocho torpedos y cinco bombas, diciendo: «Era un barco extremadamente resistente». En Yamato, las inundaciones en el compartimento de defensa principal provocaron inundaciones en la sala de máquinas exterior del lado de babor, y la sala de tanques n.° 8 no funcionó. El barco se inclinó 5 grados a babor, pero esto se recuperó mediante una inyección de estribor.

A las 13:02, comenzó el ataque de la segunda ola. 59 de las 94 unidades de ataque estadounidenses se dirigieron a Yamato. El 83º Escuadrón de Cazas-Bombarderos y el Escuadrón de Bombarderos Torpederos comenzaron su ataque. La tripulación del Raigekitai testificó que el Yamato disparó el arma principal. Los aviones estadounidenses no pudieron ser detenidos, y la fuerza de ataque de Essex se abalanzó desde la popa del Yamato y derribó los mástiles con impactos de bombas. Además, los impactos directos y los incendios dificultaron la identificación de los aviones estadounidenses del Yamato. Los aviones estadounidenses intensificaron su ofensiva, el escuadrón de torpedos de Essex (Major White) lanzó ataques de torpedos simultáneos desde ambos lados izquierdo y derecho de Yamato, reclamando nueve impactos de torpedos. El escuadrón de torpedos de Bataan (mayor Harold Mazza) reclamó 9 impactos de torpedos o 4 impactos seguros. El Escuadrón Torpedo de Bunker Hill (Mayor Charles Swasson) disparó 13 y reclamó nueve impactos. El Escuadrón Raigeki de Cabot (Capitán Jack Anderson) apuntó al lado de estribor del Yamato, pero se dirigía en la dirección equivocada y, de hecho, atacó su lado de babor. Reclamando cuatro impactos de torpedos, esto elevó el número de torpedos alcanzados por la primera y segunda oleada a Yamato a 29. Se cree que esto se debe al hecho de que los Raigeki-tai atacaron al mismo tiempo, por lo que malinterpretaron los resultados de la batalla.

El capitán Takao Tsukamoto y el vigía jefe Shiro Watanabe, que se encontraban en el puesto de mando de defensa aérea de Yamato, testificaron que el ejército estadounidense llevó a cabo un ataque de ola violenta que nunca antes se había visto. El oficial de personal de artillería Miyamoto fue alcanzado por dos torpedos en el costado de estribor. La velocidad del Yamato se redujo a 18 nudos y se escoró 15 grados a babor. El compartimento de babor estaba muy inundado, y aunque la inyección de agua a estribor apenas restauró la escora, ya estaba llegando a su límite. La estación de comando de cañones de ángulo alto de babor (ruinas de la torreta secundaria del lado de babor) fue completamente destruida y las armas antiaéreas en la cubierta se redujeron.

A las 13:25, Yamato, cuya instalación de comunicación fue destruida, envió una agencia de comunicación a Hatsushimo.

A la 1:30 p. m., 105 grupos atacantes de Intrepid, Yorktown y Langley llegaron a Yamato. A la 1:42 p. m., cuatro escuadrones de cazabombarderos Hornet e Intrepid 10.° golpearon una y dos bombas de 1000 libras a quemarropa, mientras que el 10.° escuadrón de bombarderos en picado número 14 se unió a 12 bombarderos torpederos y reclamó 2 torpedos en su costado de estribor, 3 torpedos en su babor y 27 bombas. Alrededor de este tiempo, la visibilidad en el cielo mejoró.

Yamato fue alcanzado por varias bombas y se produjo un incendio dentro de la nave. A bordo del Yamato, las armas antiaéreas fueron destruidas por impactos directos de bombas, disparos de ametralladoras de aviones de combate estadounidenses y ataques con cohetes, causando bajas una tras otra. Debajo de la superficie, varios torpedos estadounidenses de alto explosivo golpearon el barco en el costado de babor, lo que provocó la pérdida de estabilidad y pérdida de control. Incluso hay un testimonio de que «no sabía cuántos torpedos habían golpeado». La situación empeoró debido a la dificultad de vertido y drenaje debido a la destrucción de la sala de control trasera de vertido y drenaje. A los 5 grados de escora, los cañones principales estaban desactivados, a los 10 grados los cañones secundarios y a los 15 grados los cañones de ángulo alto estaban desactivados. Además, a las 13:30 se averió el timón auxiliar y se arregló temporalmente con el timón apagado, y solo se podía seguir recto o girar a la izquierda. En este sentido, algunos sobrevivientes tienen la ilusión de que estaban girando deliberadamente a la izquierda para detener la inclinación. También existe la opinión de que el Yamato no pudo girar a la derecha porque se inclinó hacia babor. Cuando un barco gira, tiene la propiedad de inclinarse en dirección opuesta a la dirección de giro, y se dice que si el Yamato, que se inclinaba hacia la izquierda, giraba hacia la derecha, se inclinaría mucho hacia la izquierda y zozobraría. Esto facilitó que los estadounidenses atacaran el Yamato con torpedos, pero después de quince minutos, el timón secundario quedó fijo en el medio del barco. El Jefe de Estado Mayor Morishita, que estaba preocupado porque los torpedos solo estaban golpeando el lado de babor, sugirió que los torpedos fueran golpeados en el lado de estribor, pero ya no había tiempo suficiente para hacerlo, y no se llevó a cabo.

Para restaurar la inclinación se ordenó inyectar agua en la sala de máquinas exterior y tres salas de calderas a estribor, y dado que no hay supervivientes, se desconoce si realmente fue manipulada . Sin embargo, también es cierto que la inclinación del barco se restableció en su mayoría después de las 14:00.

A las 14:00 se perdió el contacto con el puesto de mando para la inyección de agua y la caseta de timón quedó completamente destruida por la inundación. El capitán del Yamato, Ariga, se dio cuenta del final e intentó girar el barco hacia el norte, pero el Yamato ya estaba fuera de control. Yamato levantó el flujo de la bandera de «nuestra falla del timón» en el puente. A las 14:15, sonó un timbre de advertencia y todos los cargadores de municiones se iluminaron con luces rojas que indicaban un aumento de temperatura, pero no había más mano de obra ni tiempo para solucionarlo. Desde las escoltas de los destructores, el costado de estribor del Yamato quedó expuesto sobre el agua, y se vio que la cubierta de babor estaba bañada por el agua.

El último y último ataque al Yamato fue un ataque con torpedos en su parte trasera de estribor por parte de seis TBF Avengers del 9º Escuadrón de Bombarderos Torpedo en el portaaviones Yorktown. A las 14:10, el teniente Tom Stetson se acercó al Yamato desde estribor, apuntando al casco expuesto del Yamato mientras se escoraba a babor. La tripulación trasera del bombardero torpedero cambió la profundidad del torpedo a bordo de 3 m a 6 m para permitir que el torpedo golpeara el fondo del barco. Cuatro aviones lanzaron torpedos, reclamando torpedos 2-4 favoritos a estribor. Los dos aviones, que atacaron un poco más tarde, reclamaron un impacto en el lado de estribor y otro en el lado de popa de babor. Los torpedos en la parte trasera también podrían ser del portaaviones Langley Squadron.

Este golpe de torpedo también fue recordado por la tripulación del Yamato. Incluso en el puente, hay un informe de un oficial que dice: «No pude ver el torpedo en este momento…». Itsuo Mikasa (primer oficial de armas secundario) testificó que «Cuatro aviones atacaron y fueron alcanzados por torpedos. El jefe de artillería Yoshiro Kuroda testificó: “Una gran columna de agua se elevó desde el frente de estribor y el centro de babor y llegó a la parte superior del puente. Ichiro Sakamoto dijo: «El último torpedo resultó fatalmente herido y el casco se hundió con un estruendo». Un video del Museo Marítimo de Kure muestra el testimonio de un sobreviviente que dijo que se lanzaron cinco torpedos, pero como no podían esquivarlos, el capitán Ariga se quedó mirando los torpedos sin decir nada hasta que impactaron.

Así, a las 14:17, el Yamato fue atacado en oleadas por 386 aviones estadounidenses (180 cazas, 75 bombarderos y 131 torpederos). Los combatientes también estaban armados con bombas y cohetes, junto con ametralladoras, destruyendo la potencia de fuego antiaérea de Yamato. Sin embargo, solo 309 aviones alcanzaron el espacio aéreo sobre la flota y se unieron al ataque. De estos, 117 (37 bombarderos en picado, 15 cazas, 5 cazabombarderos y 60 torpederos) atacaron directamente al Yamato.

Según el Informe detallado de la batalla de Gunkan Yamato, el daño principal a Yamato es el siguiente. Sin embargo, hay una nota que dice que «se desconocen los detalles debido a la falta de datos sobre el progreso del daño del Yamato». Además, no coincide con el diagrama de daños y el orden de los impactos de torpedos en el informe de batalla detallado presentado por el segundo escuadrón de torpedos que escoltaba al Yamato. Por ejemplo, el 2º Escuadrón de Torpedos registró un impacto de torpedo en el lado de estribor como el cuarto impacto.

  • 12:41 2 bombas medianas golpean la parte trasera. Destrucción de la sala de sondas eléctricas y sección de contabilidad
  • 12:45 1 impacto de torpedo en babor adelante.
  • 13:37 3 torpedos impactaron en el centro del costado de babor, y el timón auxiliar falló con el timón.
  • 13:44 2 torpedos alcanzan el puerto medio.
  • 13:45 Fijado el timón auxiliar al centro. Gobernar con el timón de emergencia.
  • 14:00 Tres bombas medianas golpean el centro de la nave.
  • 14:07 Un torpedo golpeó el centro de estribor.
  • 14:12 1 torpedo cada uno en el centro de babor y en la popa. 12 nudos solo en estribor mecánico. Inclinarse 6 grados a babor.
  • 14:17 1 torpedo golpeó en el medio del costado de babor, la lista aumentó considerablemente.
  • 14:20 Escorado 20 grados a babor, sin perspectiva de recuperación de escora. Se emitió una orden para todo el personal en la cubierta superior (todo el personal listo para partir).
  • 14:23 Yamato se hundió. (Después de una gran inclinación hacia el lado de babor y volcar, se provocó una gran explosión por la explosión inducida de los cargadores de municiones de los cañones principales delanteros y traseros, y el barco se hundió). 2740 muertos, 269 supervivientes.
    Después de que los torpedos finales golpearan el costado de estribor del Yamato, la lista aumentó rápidamente a 20, 30 y 50 grados. El subcomandante Nomura subió desde el puesto de mando defensivo al segundo puente y aconsejó al capitán Ariga que pasara a la cubierta superior, y el jefe de estado mayor Morishita también expresó la misma opinión. Después de estrechar la mano del Jefe de Estado Mayor Morishita, el Jefe Ito se dirigió al baño del jefe debajo del puente del primer barco mientras respondía a todas las manos levantadas. El Jefe de Estado Mayor Morishita ordenó al Estado Mayor de la Segunda Flota que avanzara a Okinawa después de transferirse a un destructor, y permaneció en el puente para maniobrar el Yamato. El Capitán Ariga anunció con la máquina de mando que «todos los miembros de la tripulación están en la cubierta superior», pero el Yamato ya se había inclinado hacia babor y el lado rojo del barco estaba expuesto. Por esta razón, muchas personas quedaron atrapadas dentro de la nave y murieron en acción por no poder escapar a tiempo. El Capitán Ariga se hundió en el mar mientras aún sostenía la brújula. En el primer puente, el Capitán Shiro Motegi y el Teniente Hanada fijaron sus cuerpos en la brújula, y el Jefe de Estado Mayor Morishita estaba dejando escapar a los jóvenes soldados. La foto del Emperador Showa (un retrato del Emperador Showa) estaba en la estación de tiro principal y era responsabilidad del líder del noveno escuadrón, por lo que el Capitán Hattori, el capitán del mismo escuadrón, dedicó el retrato a su habitación privada y la cerró. Por otro lado, según el testimonio del Sr. Kitagawa, quien era el mensajero de la estación de inspección del puente, fue contactado después de recibir un informe de que se dice que el teniente había cesado.

Hundimiento

A las 14:20, Yamato se hundió lentamente. El capitán Motoki Murata y Ken Kobayashi, que estaban estacionados en el puesto de mando de tiro en la parte superior del puente, testificaron que cuando abandonaron el puesto de mando, la superficie del mar estaba inmediatamente frente a ellos. El tornillo exterior de estribor estaba girando hasta el final. El cañón de ángulo alto en el costado de babor también se sumergió en agua de mar, y la tripulación salió por el espacio que sube y baja el cañón. Los miembros de la tripulación estaban colgados de las barandillas alrededor del puente. A las 14:23, los comandantes de ataque estadounidenses en el aire confirman el vuelco completo del Yamato. Hay un relato de un testigo presencial de que «se volcó como un cuenco volcado».

El Yamato explotó poco después, dividiendo su casco en tres pedazos y hundiéndose en el fondo del mar.

Con respecto a la hora de hundimiento del Yamato, el «Informe detallado de la batalla del buque de guerra Yamato» y el «Libro de registro del tiempo de guerra de la 17.ª división de destructores» son a las 14:23, y el «Informe detallado de la batalla del segundo escuadrón de torpedos» está basado en telegramas. de Hatsushimo es a las 14:17. Los escombros de la explosión llovieron sobre los sobrevivientes en la superficie, matando a muchos de ellos.

El comandante superior, el coronel Masayoshi Yoshida (Fuyutsuki, 41.ª División de Destructores), ordenó el rescate de los supervivientes para que no entraran en Okinawa. Después de escapar del crucero ligero Yahagi, el mayor general Keizo Furumura, quien fue rescatado por Hatsushimo a las 17:20, intentó continuar la operación temporalmente y formó un código, pero al final rescató a los sobrevivientes y regresó a casa.

A las 14:50, Fuyutsuki y Yukikaze se apresuraron y comenzaron a rescatar a los sobrevivientes de Yamato usando cuerdas, escaleras de cuerda y botes cortos (barcos Naika) que colgaban de la cubierta. Fuyutsuki buscó en el mar con un telescopio desde el puente y dio instrucciones a los dos botes de bomberos internos para proceder con el rescate. El Jefe de Estado Mayor Morishita y el Ayudante de la 2.ª Flota, Ishida, fueron encontrados y rescatados por el barco de bomberos interior de Fuyutsuki.

El subcomandante Nomura, que tenía una laceración en la parte superior de la cabeza, flotaba en el mar a poca distancia del Jefe de Estado Mayor Morishita. El teniente Kunimoto, asistente del subcomandante, llamó a los sobrevivientes y dijo: «El subcomandante está aquí», y formó un círculo alrededor de los heridos para esperar el rescate y comenzó a ayudar a los heridos. Los que estaban de buen humor subieron a la cubierta usando escaleras de cuerda, y el teniente Kunimoto reemplazó a los soldados heridos de Yukikaze. Yukikaze, quien también lo rescató de Kobayashi, derribó dos botes de Naikai, y los soldados gravemente heridos, que flotaban con solo la boca y la nariz sobre el agua, y aquellos que habían agotado por completo su fuerza física y no podían moverse. El subcomandante Nomura perdió el conocimiento mientras estaba a la deriva y no se despertó a pesar de los esfuerzos de los marineros Yukikaze. La insignia de la solapa del coronel también estaba manchada con aceite pesado, lo que dificultaba su identificación.

En los meses de invierno, la operación de rescate de Yamato debido a los vientos de nieve se interrumpió alrededor de las 16:30. En el barco Yukikaze, ordené que se cortara el rescate y que se recuperara el bote.

El oficial del Yamato apeló al capitán del destructor para que continuara con el rescate y dijo: «Todavía hay sobrevivientes». Se suspendió porque había trabajo por hacer. Después de rescatar a Kasumi y Yahagi, Fuyutsuki abandonó el área del mar antes que los demás a las 19:02 para buscar a Suzutsuki. Fuyutsuki fue perseguido por un submarino, y Yukikaze también fue torpedeado por un submarino, pero ambos barcos resultaron ilesos y, en la mañana del 8 de abril, entraron en Sasebo con los supervivientes rescatados de Yamato.

En Yamato, 2740 personas, incluido Seiichi Ito, comandante en jefe de la 2.ª Flota (general posmuerto), y el capitán Ariga (teniente general) murieron en acción, 276 sobrevivieron, batalla detallada Informe del Escuadrón Torpedo 2. Según el informe, había 23 oficiales subalternos y superiores, 246 suboficiales, cuatro del Cuartel General de la 2.ª Flota y tres suboficiales.

Si el barco aterrizara con éxito en la isla principal de Okinawa, también requeriría los salarios de los miembros de la tripulación y dinero para comprar suministros, por lo que se preparó un efectivo de 510.805,3 yenes (aproximadamente 930 millones de yenes en 2006). Se desconoce la cantidad de dinero preparada para cada barco, incluido el Yamato, pero se prepararon al menos unos 140 000 yenes para el Hamakaze, y está registrado que el barco se hundió.

El 9 de abril, el Asahi Shimbun informó en su portada: «Asalto al enemigo en las cercanías de Okinawa/Todas las unidades de ataque especiales por aire y agua, incluidos los acorazados», pero el nombre y los detalles de Yamato nunca fueron revelados.

La noticia del hundimiento del Yamato fue comunicada al Primer Ministro Kantaro SUZUKI y al resto del Gabinete durante la ceremonia, y se dice que la derrota fue reconocida como una realidad. Los miembros de la tripulación estadounidenses que presenciaron el hundimiento del Yamato compartieron una impresión similar. Después del final de la guerra, el 31 de agosto de 1945, cuatro acorazados (Yamashiro, Musashi, Fuso y Yamato) y cuatro portaaviones (Shokaku, Shinano, Zuikaku y Taiho) fueron eliminados del Registro Imperial de Buques de Guerra [1].

El 30 de abril, el Emperador Showa le preguntó a Yonai, Ministro de Marina, «No es apropiado utilizar a Kel Yamato en la Operación Tengo». La Armada dijo: «En vista de la situación del combustible en ese momento y los preparativos operativos, etc., la operación de intrusión fue prematura. Es difícil decir que la orientación estratégica es adecuada».

El 9 de diciembre, GHQ comenzó a transmitir «Shinso wa Kauda» a través de Japan Broadcasting Corporation Radio 1 y 2, en el que se describió el hundimiento del Yamato como «Sobre el final del acorazado más grande de nuestro mundo, Yamato y Musashi». Por favor, hágamelo saber». Yamato se presenta como un acorazado con un desplazamiento de 45.000 toneladas, según la percepción del ejército estadounidense.

Causa del hundimiento

Se dice que la columna de fuego y la nube en forma de hongo de la explosión de Yamato podrían confirmarse incluso desde Kagoshima. También hay una leyenda de que se vio desde Tokunoshima.

A juzgar por el grado de daño al casco partido y la torreta principal caída, se cree que el cargador de pólvora en la torreta principal No. 2 indujo una explosión. Las fuerzas de EE. UU., el Jefe de Estado Mayor Morishita y el Subjefe de Artillería Shimizu razonaron que el fuego en el arma secundaria trasera condujo a la explosión del almacenamiento de municiones del arma principal No. 3. La teoría de que se trataba de una explosión es más convincente. El subcomandante Nomura usa la expresión «autodestrucción del proyectil principal». Un estudio del fondo marino de la posguerra reveló que había un gran agujero dañado de unos 30 m en la parte inferior del barco (sección del motor) a 70 m de la popa. Esto probablemente fue causado por una explosión de vapor en la caldera, aunque algunos informes sugirieron que se debió a una explosión en el cargador de municiones No. 3.

Mientras que el Musashi, un barco del mismo tipo, soportó unas nueve horas siendo alcanzado por más de 20 torpedos y casi 20 bombas, el Yamato se hundió en casi dos horas de batalla. Da la impresión de que se hundió con bastante rapidez, pero esto se debió a que todos menos uno de los torpedos alcanzados (el séptimo en el registro japonés) se concentraron en el lado de babor, y las nubes bajas obstruyeron la visibilidad, y el avión enemigo era visible. Desde el lado de Yamato, el ataque de EE. UU. fue más continuo que Musashi, y los barcos objetivo para el ataque fueron limitados en comparación con la batalla del golfo de Leyte. Además, el Capitán Ariga asumió su cargo en diciembre de 1944 y el Capitán Motegi (predecesor, el acorazado Haruna) asumió su cargo medio mes antes de la salida. Se ha señalado que el hecho de que el recién nombrado navegante y capitán Ariga, que tenía experiencia como capitán y comandante de un barco pequeño, no estuviera acostumbrado a maniobrar el gran barco Yamato provocó muchos aciertos. Después de 1945, Yamato no pudo entrenar satisfactoriamente debido a la falta de combustible. El Capitán Ariga también se quejó con el Comandante Furumura, que estaba en la misma clase que el Cuerpo de Marines, sobre la dificultad de tener que limitar el entrenamiento con el arma principal debido a la falta de combustible. Por otro lado, el Jefe de Estado Mayor Morishita, quien es elogiado por muchas tripulaciones como un maestro del Yamato, dijo: «Es difícil esquivar rápidamente un barco enorme como el Yamato, y lo peor es esquivar una gran cantidad de naves». Yamamori, un navegante, también dijo que la habilidad de Morishita era la misma antes del ataque del ejército estadounidense durante el ataque especial de Okinawa. Por otro lado, existe la opinión de que Morishita, jefe de gabinete, podría haber podido ir a Okinawa.

Se dice que el Cuerpo Aéreo de los EE. UU. estaba pensando en cómo capturar el acorazado clase Yamato, enfatizando que tomó más de cinco horas hundir un Musashi. El método consistía en despejar el equipo antiaéreo de un lado con cohetes, bombardeos en picado y ametralladoras, y luego concentrar torpedos en ese lado para derribarlo. Sin embargo, hasta el momento no se han encontrado registros militares estadounidenses ni testimonios de que el barco apuntara deliberadamente hacia el lado de babor.

Además, existe una gran discrepancia entre el número de impactos informados por el avión basado en portaaviones militares de EE. UU. y el número de impactos según el informe detallado de batalla del lado japonés. El subcomandante Nomura (torre de control del puente/puesto de mando de defensa), que recibió el informe de daños del barco, recordó que 12 torpedos impactaron [309]. Nakao (teniente, con comandante antiaéreo, puesto de mando de defensa aérea en la parte superior del puente) tiene 14 torpedos. Según el informe de batalla, 10 torpedos y 7 bombas. El Equipo de Investigación Estratégica Militar de EE. UU., refiriéndose a documentos japoneses, disparó 10 torpedos y 5 bombas. Según el informe de combate de la Fuerza Aérea de EE. UU., al menos 117 de las 367 incursiones (15 cazas Hellcat, 5 cazas Corsair, 37 bombarderos en picado Helldivers y 60 bombarderos torpederos Avenger) atacaron al Yamato y lo torpedearon. TF 58 concluye que 13-14 torpedos son seguros y 5 bombas son seguras. Katsuhiro Hara, quien analizó los registros de batalla del ejército estadounidense, dijo que era necesario reescribir no solo los informes detallados de batalla del lado japonés, sino también los registros militares estadounidenses. Las bajas estadounidenses incluyeron 6 chocados, 5 destruidos después de regresar a casa y 47 golpeados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio